Muchas veces, durante la clase de educación física del colegio, para calentar antes de correr o realizar cualquier otra actividad, todos hemos hecho algún ejercicio que nos exija al menos intentar tocar los dedos de nuestros pies, pero nunca pensamos que este movimiento revelaría datos de nuestra salud.

TE PUEDE INTERESAR: 9 marcas de labiales que contienen plomo y dañan tu salud

Si eres de las mujeres que puede tocar sus dedos sin problemas, tienes que saber que eres menos propensa a tener un infarto, así lo reveló un estudio publicado en la revista Heart and Circulatory Physiology. Esto se debe a que existe una relación entre este movimiento y la flexibilidad de las arterias.

Esta investigación fue realizada por la Universidad del Norte de Texas, donde también colaboraron otras instituciones académicas japonesas. Los expertos encontraron que las personas que tienen una mayor flexibilidad en sus arterias, son más elásticas sin importar su género o edad. Pero, ¿por qué sucede esto?

TAMBIÉN PUEDES VER: ¿Por qué nos ponemos mal del estómago cuando estamos con la regla?

La razón de la flexibilidad es que la sangre puede circular más fácilmente y de esta manera le exige al corazón menos esfuerzo para bombearla reduciendo así las posibilidades de sufrir un infarto o accidente cerebrovascular. Interesante, ¿cierto?

Por otro lado, la rigidez muscular en la espalda y en las piernas también están vinculados a los tejidos rígidos cerca del corazón, esto se debe a que las paredes de las arterias se componen de los mismos tipos de tejidos de los músculos; así que la flexibilidad de uno influye en el otro.

LEE TAMBIÉN: Cuando las infecciones vaginales terminan en cirugía

Si eres de las mujeres que no tiene ningún tipo de problema en estirarse y tocar los dedos de sus pies o al menos no se te complica demasiado, puede alegrarte pues gozarás de una mejor salud ahora y a largo plazo.