Luego de ver la edición número 65 del certamen más glamoroso del mundo, el Miss Universo, muchos coinciden en que algo cambió.

El concurso no solo hizo cambios en la dinámica de clasificación siendo de 15 finalistas la edición pasada, pasó a 12 y luego a 13 finalistas, sino tras finalizar la era en la que Donald Trump era propietario del concurso, parecen  destacar otros atributos más allá de la belleza física.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Miss Universo 2017: estas fueron las reacciones cuando Miss Venezuela no entró al top 13

Las entrevistas con cada una de las misses que pasaron a la competencia de la noche final parecían dar cuenta de que cada una tenía una historia de superación de vida. También, llamó la atención de los críticos la inclusión de Miss Canadá, Siera Bearchell, considerada una modelo de talla grande.

La exclusión de grandes favoritas como Miss Venezuela, Miss Nicaragua, y Miss Australia le daban la razón a quienes decían: “El Miss Universo no es el mismo” y las redes sociales no se detuvieron en cuanto a críticas y bromas acerca de cuáles serían los nuevos estándares para llegar a ser candidata.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Estas son las razones por las que Miss Canadá rompió con los tradicionales estándares de belleza

Y un grupo de misses latinas parecen estar de acuerdo con todas las críticas emitidas.

A través de un video publicado por Miss Argentina, Estefania Bernal, en el que mandaba un saludo a sus seguidores, se le ve en compañía de Miss Venezuela, Mariam Habach, Miss México, Kristal Silva, Miss Panamá, Keity Drennan, Miss Ecuador, Connie Jiménez, y Miss GuatemalaVirginia Argueta, mientras disfrutaban de unos aperitivos.

“Aquí estamos las reinas latinas”, dice la argentina. Luego interviene la venezolana y agrega: “estamos comiendo para engordar y ver quién gana ahora”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Así luce la Miss Universo 2017 sin una gota de maquillaje

Varios usuarios coinciden en que esto fue una “indirecta” por la elección de Miss Canadá, o también, hacia Miss Colombia, Andrea Tovar, quien fue señalada por haber aumentado supuestamente unos kilitos durante la competencia.

Por su parte, la representante de México se acercó a la cámara para mostrar una golosina y decir “por fin soy libre, soy libre”.