Tener intimidad con tu pareja o casual es uno de las necesidades básicas de los seres humanos, además de uno de los placeres más grandes de la vida que a su vez trae excelentes beneficios para nuestro organismo.

Ser bueno o no en la intimidad es en verdad irrelevante cuando lo haces con la persona que amas ya que el sentimiento esta en frente de todo y los complejos pasan a segundo plano. Sin embargo, como en todo, con la práctica se gana la experiencia.

PUEDES LEER TAMBIÉN: 9 mensajes de ‘buenos días’ súper sexies que puedes enviar a tu novio

Por otro lado, algunos expertos han coincidido en que para saber si seremos buen ejemplo de amante perfecto, la inicial de nuestro nombre tiene mucho que ver. Puede sonar absurdo pero no perdemos nada conociendo algunos detalles sobre nosotros en el sexo según especialistas.

 

A

Eres impaciente y todo te gusta rápido. No te encanta “desperdiciar” tiempo en juegos previos. Te encanta experimentar y todo lo haces con mucha pasión.

 

B
Te gusta coquetear y la seducción forma parte de ti. Eres romántica y no llevas prisa cuando de sexo se trata.

 

C

Disfrutas el sexo como pocas personas, eres sensual y muy sexual. Tus parejas están encantadas contigo, pero siempre buscas que sean igual que tú.

 

D

Leal e intensa: disfrutas el sexo pero puedes volverte posesiva y muy celosa no solo en la cama.

 

E

En tus relaciones el sexo es importante, más no una prioridad. Buscas que tu pareja te atraiga principalmente en lo intelectual.

 

 

 

F

Te preocupa que tu pareja disfrute tanto como tú, eres entregada, apasionada y muy sensual.

 

G

Eres muy perfeccionista y tus parejas pueden pensar que tus prioridades no están en la cama. Generalmente estás distraída.

 

H

Piensas demasiado el tiempo “adecuado” para estar con alguien. Amas el juego previo y eres muy comprometida con tu pareja.

 

I

Odias la rutina sexual, necesitas experimentar. Ser aventurera es lo tuyo. Si algo no te gusta, se nota de inmediato.

 

J

Requieres motivación para poder entregarte. Amas el romanticismo y todo lo que lo rodea, este aspecto es básico para ti en tus relaciones.

 

K

Te gusta dar más que el 100% siempre y tu pareja lo valora muchísimo.

 

L

Las fantasías son lo tuyo pero siempre las guardas para ti. Compartir este tipo de datos con tu pareja enriquecerá la relación.

 

M

Tienes energía sexual de sobra, siempre estás dispuesta a pasar un momento intenso con tu pareja.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 7 cualidades que revelan que un hombre es bueno en la cama

 

N

Disfrutas que tu pareja tome la iniciativa, eres de mente abierta y eso les encanta de ti a los demás.

 

O

Eres de la idea que quieres lo mismo que das en la justa medida. Quieres una pareja que sea como tú: intensa, decidida y sin inhibiciones.

 

P

Tu mente y cuerpo trabajan basándose en el placer de sentirse deseados. Si crees que le gustas a tu pareja, te abrirás y entregarás por completo.

 

Q

Te excitan las buenas conversaciones y tienes mucha condición física, por lo que buscas a alguien que te aguante el ritmo.

 

R

Es básico para ti que tu pareja tenga un buen cuerpo o se cuide. Tu prioridad es que el otro te guste físicamente.

 

S

Debes soltarte más en el sexo porque a veces te da pena expresar lo que quieres por miedo a lo que puedan pensar de ti.

 

T

No puedes tener relaciones si no hay sentimiento de por medio. Eres muy sentimental y entregada.

 

U

Lo tuyo es experimentar hasta “dar con el bueno”. Eres aventurera y te aburres con facilidad en la cama.

 

V

Es primordial para ti estar con alguien experimentado. Te gusta que tomen la batuta y te guíen por completo en el sexo.

 

W

Nunca aceptas un NO por respuesta. En tus relaciones lo das todo, eres egocéntrica y piensas que no hay nadie como tú en la cama.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 4 cosas que las parejas que se aman y viven juntos hacen al despertar

Y

No crees que el sexo represente compromiso de ningún tipo. Eres muy erótica y te fascina estimular a tu pareja.

 

Z

Necesitas sentir confianza para poder desinhibirte en la cama. Eres muy enamoradiza y no crees en aventuras de una noche.