El amor es uno de los sentimientos más hermosos que podemos experimentar. Siempre es mejor arriesgar que quedarse con las ganas. Hace falta mucha valentía y coraje para asumir experiencias de la vida y correr riesgos, aquellos que pueden marcarnos para siempre, sin importar que el resultado sea bueno o malo.

TE PUEDE INTERESAR: Estoy en busca del amor, pero no me conformare con cualquier persona

Si tú también eres una fiel creyente del amor, deja de analizar demasiado las situaciones. Intenta, arriesga, pierde, gana; cualquier cosa puede pasar. Carpe Diem compartió en su cuenta de Facebook un fragmento de R. Landini que te hará reflexionar sobre esta situación. Aquí lo compartimos contigo:

“Hacen falta huevos en el amor”

Hacen falta huevos en el amor.
Hacen falta más serenatas y menos subir fotos juntos en Instagram.
Hacen falta más “me muero de ganas de comerte a besos”, no importando si es la primera, la segunda o la ultima cita.

TAMBIÉN PUEDES VER: 30 cosas que solo hace una pareja realmente enamorada

Hacen falta más llamadas en la madrugada y menos mensajes de whatsapp.
Hacen falta más “me encantas” viéndola a los ojos y menos emojis de enamorado.

Hacen falta más besarse enfrente de todo el mundo sin que importe nada ni nadie.
Hacen falta más “muero de ganas de conocerte, de enamorarme de ti”, o de ser sincero y decir “tengo ganas de acostarme contigo” y menos “ay, es que no sé que somos” o “ay, es que estamos viendo a ver qué pasa”.

LEE TAMBIÉN: 6 pasos para enamorar a ese hombre con quien creíste no tener ninguna oportunidad

Hacen falta más relaciones que, aunque duren poco o mucho, ambos tengan los huevos de enamorarse y de verdaderamente conocerse, entregarse, volverse locos aunque sea un poco, ya que, que hueva verlos de la mano y aunque lleven meses parecen dos extraños.

Hacen falta más cartas escritas a mano y menos regalos comprados.

Hacen falta más desvestirse con la mirada y menos molestarse por dejarse en visto.
Hacen falta más huevos en el amor, hace falta mas amor para vivir la vida.”
-R. Landini.