Somos muchas las que hemos visto a esta actriz en la famosa serie Pretty Little Liars y nos hemos convertido en sus fans por su belleza y talento. Si recordamos un poco, en los capítulos iniciales de PLL, Sasha Pieterse, era quien daba vida a Alisson, una guapa y delgada adolescente de la que trataban de averiguar el causante de su ‘muerte’.

Sin embargo, esto es una realidad en la actualidad, la actriz ha tenido que superar grandes desórdenes hormonales que han afectado su salud y de alguna manera los inconvenientes en su carrera.

TE PUEDE INTERESAR: Pretty Little Liars: Esto es todo lo que debes saber sobre el spin-off con Alison y Mona

 

 

 

Recientemente, Sasha reveló en “Dancing With The Stars” que la razón por la que subió 31 kilos se debe a un desorden llamado Síndrome de ovario poliquístico. Este es un problema por el que miles de mujeres pasan y sus síntomas no solo es el incremento de peso, sino el aumento de vellosidad, acné, etc.

“Fue una de las cosas más duras por las que he pasado. No tenía idea de qué me estaba pasando y no tenía ninguna manera de resolverlo. Ahora ya estoy viendo resultados y lo más importante, creo que me estoy volviendo a sentir yo”, contó la actriz.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Pretty Little Liars: 15 cosas que no sabías de tu serie favorita

Es más cuando participaba en Pretty Little Liars, sus compañeros de trabajo creían que estaba embarazada por los kilos demás que aparentemente había subido.

“Estaban enojados. Les molestaba que yo me viera así. Fue un momento muy duro, así que empezar a sentirme como yo otra vez, significa el mundo entero para mí.”

PUEDES VER TAMBIÉN: ¿Cómo saber si tienes el Síndrome de Ovarios Poliquísticos y cómo tratarlo?

Sin duda, esto no ha sido nada sencillo para ella como para otras mujeres que lo padecen, pero aún así, el sentirse segura de una misma y superarlo, es un ejemplo para cualquiera.