En estos tiempos es común conocer a alguien especial por una red social o aplicación de citas con quien compartes cientos de mensajes todos los días porque parece ser el chico indicado.

Sin embargo, a pesar de sus tiernas demostraciones virtuales, nunca han podido concretar una salida para por fin conocerse en vivo y en directo, ¿raro, no?

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuáles son los signos más seductores del zodiaco?

Pues lamentamos decirte que hay muchas probabilidades de que eso nunca ocurra, pues esta clase de chicos que suelen coquetearte y enamorarte a través de las redes sociales, quizás no sean los más fieles,  ni tú su única opción.

 

Por eso es mejor identificarlos para no caer en sus redes ni perder el tiempo con ellos y la falsa personalidad de un seductor virtual.

 

¿Cómo detectar a un Don Juan virtual?

Solo te escribe por Instagram, Snapchat o Facebook Messenger, pero nunca da el paso de llamarte por teléfono o hacer una video llamada para acercarse más a ti, en ese caso, puedes evaluar si debes darle más tiempo a eso o no.

Ok, te llena de “me gusta” y de más notificaciones en todas las redes sociales, por lo que tú piensas que está realmente interesado en conocerte, pero nunca lo propone.

Lo que tienes que ver es que algunas personas solo buscan un “me gusta” de respuesta para aumentar su autoestima o simplemente llamar tu atención.
Cuando logras concretar la cita, es muy difícil que se repita. Si te da largas o solo salen cuando él quiere o solo tú eres la que pregunta cuándo se volverán a ver, no le interesas lo suficiente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Este es el signo zodiacal con quien no debes pensar en tener una cita

Si ya te diste cuenta de que esto no pasará más que de unas cuantas salidas y de un par de elogios, decidirás alejarte. Sin embargo, él aparecerá nuevamente porque no quiere dejarte ir y no para plantearte algo serio sino simplemente porque quiere mantener la vela encendida que contemple su ego.

Ahora ya lo sabes, abre bien los ojos e identifica si ese chico que acabas de conocer es lo que aparenta ser o solo quiere jugar contigo entreteniéndose un rato.