Ser una mujer independiente es una característica que nos lleva a andar con una gran sonrisa por la vida ya que nuestra felicidad solo depende de nosotras mismas. Pese a nuestra independencia, no nos cerramos al amor, ni nos negamos la posibilidad de compartir momentos especiales con alguien más, sin embargo, siempre se presentan ciertos problemas.

 

TE PUEDE INTERESAR: 8 razones para enamorarse de una mujer independiente

 

Si eres una mujer independiente y te encuentras actualmente en una relación, seguramente te sentirás identificada por estas 10 realidades que este tipo de mujeres experimenta cuando inicia una relación de pareja. ¿Eres una de ellas?

1.- Te cuesta encontrar el equilibrio

Estás acostumbrada a tener tu espacio, lo necesitas, pero los deseos de él por pasar tiempo contigo te desequilibran un poco. Tú también quieres pasar tiempo con él, pero eres consciente que has trabajado duro para mantener tu independencia.

2.- Tardas en abrirte por completo

Dejarlo entrar a tu vida completamente no fue tarea sencilla. Una mujer independiente ama su espacio personal y soluciona sus problemas sin involucrar a nadie más, pero también sabe que son un equipo y deben estar al tanto de todo.

3.- Te amoldas, pero no cambias

Estar en una relación no es sinónimo de perder tu autenticidad ni cambiar tu personalidad. Puede que a él no le gusten ciertas cosas de ti y puedes trabajar en ellas para mejorarlas; sin embargo, no existirá NADA en el mundo que te haga perder tu esencia.

4.- No eres controladora

No eres del tipo de mujeres que le dice qué tiene o no tiene que hacer a su pareja, sabes que él tiene su vida y tú tienes la tuya. Para una mujer independiente, cada quien es libre de hacer lo que mejor le parezca, pero si él te falla, no dudes en alejarlo de inmediato.

 

TAMBIÉN PUEDES VER: 6 cosas que tienes que saber si sales con una mujer independiente

 

5.- No tratas de cambiar a tu pareja

Lo amas y aceptas tal cual es. Si estás con él es porque te gusta y punto, no hay nada más que decir al respecto.

6.- Caminan uno a lado del otro

Ni un paso más adelante, ni un paso más atrás. Se apoyan mutuamente y caminan uno a lado del otro, de la mano, juntos.

 

LEE TAMBIÉN: 7 razones por las que enamorarse de una mujer alfa es lo mejor que le puede pasar a un hombre

 

7.- Te cuesta mucho mostrarte vulnerable ante tu pareja

Sin embargo, cada vez que le cuentas tus sentimientos, sientes un gran alivio. Puedes ser demasiado orgullosa y cerrada con tus sentimientos, pero afortunadamente él te conoce y sabe cómo eres.

8.- Te alejarás de él de vez en cuando

Y lo harás por naturaleza, aunque también puede ser por temor a enamorarte más de la cuenta y convertirte en una mujer dependiente de su pareja. Pero siempre volverás, y él comprenderá que necesitas ese espacio al que siempre estuviste acostumbrada.