Así como los productos que solemos comer, nuestro maquillaje y otros productos de belleza también tiene fecha de vencimiento y no hay forma de alargarles la vida si es que no los has usado del todo, a menos de que los conserves en el frío ambiente de un refrigerador.

Parece algo súper loco meter tus productos no comestibles al refrigerador pero la razón es que algunos de sus componentes se conservarán mejor si la temperatura en la que se encuentran es fría y estable. Porque incluso algunas mezclas se pueden separar si están expuestos al calor o humedad

TAMBIÉN PUEDES VER: Síndrome del salón de belleza: Entérate sobre este extraño problema que puede ser mortal

Estos son algunos casos:

 

1. Perfumes y fragancias:

¿Notaste que tu perfume, con el tiempo, luce más desgastado aunque sepas que no lo usaste mucho? pues esto se debe a que en un ambiente cálido como es la mayoría de hogares, el perfume al contacto con la luz perjudica los aceites esenciales y al olor original. Mantenerlos dentro del refrigerador ayudará a que conservarlo.

 

2. Esmaltes de uñas:

Antes no lo sabía pero, ahora tengo claro que la temperatura ambiente como el calor pueden resecar le contenido de los esmaltes que lo vuelven espeso y difícil de aplicar en las uñas. Con una baja temperatura lograrás mantenerlo líquido y sin alterar su color.


3. Cremas para contorno de ojos:

Sus componentes conservarán sus propiedades si están en una baja temperatura, además duplicarán su efectividad.

TE PUEDE INTERESAR: 8 accesorios de maquillaje que todas debemos tener en nuestro neceser

4. Cualquier producto que tenga Vitamina C:

Este ingrediente tiende a descomponerse rápidamente, por lo que al guardarlo en el frío durará mucho más.
5. Bases de maquillaje líquidas:

Los ingredientes de este producto son propensos a separarse con los cambios de temperatura por lo que tu base te durará menor tiempo y no tendrá el mismo efecto.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 5 ‘trucos de belleza’ virales en Instagram pero que NUNCA deberías intentar

6. Productos orgánicos:

Los productos hechos con ingredientes naturales, así como la comida, también necesitan de refrigeración para durar más tiempo.