A lo largo de nuestra vida conocemos a miles de personas y con algunas tenemos más química que con otras. Llevarnos muy bien con otra persona puede ser el inicio de una bonita amistad o tal vez de una relación de pareja.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: 6 señales que revelan si tu novio es el indicado para casarte

 

Quizás te hayas cruzado con el chico “indicado”, pero algunas conductas que tenemos la mayoría de mujeres hace que lo alejemos de nosotras. ¿Quieres saber con qué comportamientos evitamos conocer al chico “ideal” para nosotras? ¡Aquí te lo revelamos!

Eres una maniática

 

Un error que muchas mujeres cometen sin ni siquiera darse cuenta es la fidelidad a su lista imaginaria. Sí es importante que sea una buena persona y que nos haga sentir bien, pero ¿acaso es necesario que viva en determinado lugar o que use un estilo de ropa?

Muchas veces las mujeres buscan el ideal de su imaginación sin darse cuenta que probablemente nunca lo encuentren, porque las personas perfectas no existen.

Pensar en un futuro muy lejano

Que te preocupe cuáles son sus intenciones contigo es razonable, pero dejar de salir con un hombre por aquella vez que mencionó que quería mudarse a otro país o porque no quiere tener hijos es una decisión muy precoz. Es importante ir paso a paso y no anticiparse a lo que vendrá, ya que puede significar dejar ir a una persona que realmente vale la pena.

 

TE PUEDE INTERESAR: Estas 5 preguntas sobre él te dirán si encontraste ya al amor de tu vida

 

Negarse a una segunda cita

La primera salida es una instancia que tanto el hombre como la mujer suelen estar muy nerviosos y ninguno se muestra tal y como es. Si no ocurrió nada grave y él tuvo muy buenas intenciones durante toda la cita, cualquiera te alentaría a que aceptes una segunda propuesta.

Al rechazar una invitación también se están cerrando las puertas a conocer a una persona que puede resultar ser increíble.

Se empeñan en el que no es bueno

Algunas mujeres se quejan de que el chico con el que salieron un par de veces no era lo que estaban buscando. Y resulta ser que ese hombre era muy interesante, amable y educado, pero las mujeres insisten con aquel que no es ni tan interesante ni educado en absoluto.

Como ves, la realidad no es que tienes «mala suerte» en el amor, sino que tienes un criterio de selección demasiado exigente, o mejor dicho imposible e inexistente. Por eso, la mejor recomendación será que abras tu cabeza y olvides esa idea de tu cabeza para evitar futuras frustraciones.