¿Sientes que llegó el momento de cambiar la apariencia de tu cabello para obtener un cabello sano y sedoso, pero no sabes que plancha elegir? Siegen, marca líder del cuidado personal brinda algunos consejos prácticos para elegir la alisadora ideal en base a tres importantes características:

– El material, en el mercado local podemos encontrar laceadoras de cerámica que
usualmente son para uso diario, dan un buen acabado y su superficie lisa permite
deslizarse suavemente por el cabello sin dañarlo, sin embrago si lo que buscas es un
acabado profesional las alisadoras de titanio son tu mejor opción, trasmiten rápido el calor
y dejan tu cabello súper lacio en menor tiempo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 4 tips para alisar tu cabello naturalmente

– La temperatura es importante elegir una plancha que tenga indicador de temperatura, ya la intensidad de calor la puedes variar de acuerdo al tipo de cabello que tengas. En el caso de tener un cabello delgado es recomendable mantener una temperatura de hasta 200°, y si tienes el pelo ondulado o grueso una temperatura de entre 210°C a 230°C te ayudará a conseguir el look ideal.

– Tamaño de la placa. Existen planchas con placas delgadas con las que además de lacear puedes crear lindas ondas, pero si tu cabello es abundante las de placa gruesa puede ser una buena opción. Siegen recomienda elegir la alisadora según el largo del cabello, debido a las placas cortas son más cómodas de manejarlas para aquellas de tienen el cabello corto y las placas anchas son ideales para cabellos largos o medianos.

TE PUEDE INTERESAR: 8 razones por las que debes alisar tu cabello

Cabe destacar que la limpieza de la alisadora es importante para mantener un mejor look
ya que evitarás que queme o perjudique tu alisado. Para ello, luego de usar tu plancha
deberás esperar que se enfríe para limpiarla delicadamente con un paño humedecido por
encima de las placas y listo.